Por qué necesitamos probióticos (y por qué la mayoría son ineficaces)

Hay muchos factores tanto ambientales como de estilo de vida que pueden terminar comprometiendo nuestro sistema digestivo.

La dieta moderna, el estrés, el exceso de antibióticos, y también el uso frecuente de medicamentos como anticonceptivos, antiulcerosos, antiácidos, esteroides, terapias de reemplazo hormonal y antiinflamatorios no esteroideos, han provocado que muchos de nosotros dañemos justamente el sistema que se encarga de nuestra protección y sustento: el microbioma.

¿Sabías que somos un 90% bacteria? Los microorganismos en nuestro cuerpo superan en número a la cantidad de células humanas en una relación 10 a 1.

Entre los efectos concretos de un microbioma dañado podemos encontrar la mala digestión y absorción de nutrientes y el bajo rendimiento mental, metabólico e inmunológico. Todo, desde el nivel de energía, el estado de ánimo y mental, hasta el peso se origina en un buen balance de la flora gastrointestinal.

En Hyperbiotics creemos que no se debe tomar la mala salud como algo normal y que podemos, con el conocimiento adecuado, las decisiones correctas y una buena suplementación probiótica revertir el ciclo, recuperando la energía y volviéndonos a encaminar en la vida llena de salud que naturalmente debiéramos llevar. Hemos creado nuestra fórmula insignia PRO-15 en un esfuerzo para proporcionar la forma más eficaz de suplementación de probióticos que fuera posible. Porque, a decir verdad, muchos probióticos en el mercado no brindan beneficios en absoluto y queremos contarte por qué:

Cuatro razones por las que la mayoría de los probióticos son ineficaces:

1. Para cuando las tomas, las bacterias del probiótico ya están muertas.

Los probióticos son organismos sensibles: mueren rápidamente cuando se los expone al calor y la humedad. En realidad la mayoría de los suplementos probióticos, ya sea los de cápsulas o polvos verdes, no vienen protegidos contra estos factores y es muy probable que ya estén muertos para cuando se consuman. Incluso con las marcas que requieren refrigeración es común que no sean conservadas en un lugar fresco durante el transporte, o en la tienda cuando son almacenadas.

En Hyperbiotics utilizamos un proceso de fabricación patentado llamado LiveBac que nos permite garantizar la viabilidad de nuestras fórmulas hasta 18 meses después de la fecha de fabricación, sin refrigeración.

2. Los organismos beneficiosos no sobreviven a los ácidos estomacales.

En primer lugar, no deberíamos necesitar suplementación probiótica, porque tampoco deberíamos dañar nuestro microbioma. Pero ya que lo hemos hecho, ahora es vital repoblar el tracto digestivo; y la única manera de hacerlo con eficacia es lograr que las bacterias beneficiosas sobrevivan luego de atravesar los ácidos estomacales para que puedan así establecer sus colonias en nuestro intestino delgado y grueso donde realmente son necesarias.

El problema es que sin la protección adecuada la mayoría de las bacterias de los suplementos probióticos se mueren antes de llegar a destino.

En pruebas de laboratorio in vitro se demostró que sólo el 4% de los organismos beneficiosos en cápsulas, polvos y líquidos comunes sobreviven al pH hostil de los ácidos estomacales. Sin embargo, mediante el método patentado de administración controlada BIO-tract hemos elevado este número a 60%, por lo que nuestros productos son 15 veces más eficaces que otros.

3. Las cepas utilizadas no son nativas al intestino humano.

El aumento de popularidad de los organismos del suelo (Soil Based Organisms o SBO en inglés) y de las levaduras activas para su empleo como probióticos se debe al hecho de que sobreviven fácilmente a los ácidos del estómago. Sin embargo, la pieza que falta en el rompecabezas es que a diferencia de los lactobacilos, bifidobacterias y estreptococos, estas cepas no son originarias al tracto intestinal humano, lo que las convierte en un tipo muy diferente de "probiótico".

En Hyperbiotics, nuestro enfoque es repoblar el intestino de las personas que han agotado su flora residente a causa de factores comunes de estilo de vida como el estrés, el envejecimiento, la dieta moderna y el uso excesivo de antibióticos y otros medicamentos.

En nuestra opinión, los SBO y las levaduras activas no deben incluirse en la categoría de probióticos ya que hacerlo genera confusión y desinformación.

4. No se administra una variedad suficiente de cepas.

Los factores de nuestro modo de vida que son perjudiciales a la flora intestinal a menudo no discriminan y terminan destruyendo todos los tipos de bacterias "buenas".

Nosotros creemos que para que la suplementación de probióticos sea eficaz se debe administrar cepas en variedad para contrarrestar estos efectos indiscriminados. Cada cepa tiene su función particular en el tracto intestinal y aporta a la persona un conjunto diferente de beneficios. Cada una de nuestras fórmulas fue desarrollada teniendo esto en cuenta.

Hemos encontrado que existe una tremenda desinformación o falta de información en lo que refiere a suplementación probiótica, así que esperamos que este conocimiento te haya resultado provechoso en este camino que has emprendido hacia un estado de mejor salud. En Hyperbiotics investigamos y empleamos la tecnología más avanzada para desarrollar fórmulas superiores y eficaces, simplemente porque ¡nosotros también queremos usarlas! Estamos muy felices de poder compartirlas contigo.

¿Cuál fue tu experiencia con los probióticos? ¡Nos encantaría escucharte!

Posted in Probióticos


Prev